Guillermo Cano ensambla lo añejo con lo moderno en su nuevo trabajo ‘Ladrón de oído’

Guillermo Cano ensambla lo añejo con lo moderno en su nuevo trabajo ‘Ladrón de oído’

Ladrón de Oído,…el nuevo trabajo de Guillermo Cano, es más que un disco de flamenco, es la necesidad de un cantaor de seguir estando vigente en su discurso tradicional y agradar al mismo tiempo al público en general con una nueva propuesta discográfica más abierta pero sin desprenderse del todo de su naturaleza cantaora. (Una naturaleza de la que no se puede despegar porque aunque lo intentase, no podría conseguirlo).

Se nota además en las mezclas que intenta mantener la pureza de los artistas y cantes tradicionales, adaptándolos con pocos pero certeros arreglos, a las exigencias y gustos actuales.

El cantaor asegura que donde se entiende más en el directo, en peñas, teatros y festivales, pero después de innumerables actuaciones de este tipo y con el cuarto trabajo discográfico ha querido ampliar más este compromiso con los flamencos y mostrarse en toda su versión íntima pero a todo el público, quien no lo conozca, está a tiempo de hacerlo y no se arrepentirá.

Los tiempos mandan y la crisis más ahora mismo, así que Cano ha preparado un trabajo íntimo y sencillo, que le permita una puesta en escena casi inmediata, con pocos músicos y poco artificio, para cantarlo en cualquier parte, sin perder nada de calidad. Lo que le da un valor añadido a su esfuerzo, dado el resultado.

La definición del propio cantaor sobre su nuevo ‘disco’ deja patente su ilusión y empeño por demostrar su gran personalidad en el cante, ya que este trabajo es para él “Un capricho robado que va más halla de tópicos y tradiciones… Solo una voz que expresa y trata de hacer sentir teniendo como base esencial y primordial, el amor a la vida, el arte y la Música”

Es una producción realizada y dirigida por Jesús Bola, “todo un lujo y palabras mayores en esto del mundo discográfico, el cual a sabido sacar y ofrecer lo mejor de mi voz, es un disco en el que yo mismo al escucharme me siento cerca del Oído, es muy real y solo lleva las guitarras Paco Cruzado y Rubén Levaniegos y la percusión de Sine León”, así define el propio cantaor su obra. Pero además ha contado con la colaboración especial del Ensemble de Cuerdas Almoradug, que sólo aparece en el tema más radiofónico como elección del single.   ‘Quejíos Moros’.

Precisamente, la copla-tango Quejíos moros, es una versión más que moderna, actualizada, sobre la que hicieron Rafael Farina o Perlita de Huelva, más que conseguida (se puede comparar con las otras versiones). Otros temas como la bulería de Vallejo ‘María Trifulca’ contra punto musical que parte de la base del Maestro de la Alameda con unos arreglos modernos de guitarra que hacen de la obra que casi parece recién compuesta para estos tiempos y es un acierto recuperar esta joya del maestro. ‘Detalles de un genio’ es una creación por soleá que nos dejase el desaparecido Chino de Málaga, donde la pureza y la creatividad se abrazan para brindarnos un palo nuevo pero totalmente flamenco como cualquier otro dentro su misma especie.

En la farruca modelamos una versión de Luis Pastor cantautor de Berzocana (Cáceres), de la música de ‘Alzo una rosa’, adaptada al concepto flamenco para acercarla a la métrica y al modelo expresivo exigente de este cante, que en la amalgama de Farruca, hiere y ahonda, en el susurro y el desgarro de menos a más apoyado sobre la literatura poética de José Saramago. Para dar paso a la Canastera ‘Ladrón de oído’, donde utiliza el sinónimo atribuido en sus comienzos a camarón de la isla, para dar titulo a todo el disco, donde asume este cante de nueva creación, respetando las formas y medidas anteriores y asumiendo de forma humilde la propuesta que nos dejara de manera inigualable el eterno Camarón.

En la Bulería ‘Luz en los balcones’ compuesta y grabada por Fernando Terremoto, se toma como patrón el modelo llevado al directo por dicho artista, que Guillermo escucha, y siente la necesidad de interpretar, robando y asumiendo como suyo ese mensaje tan intimo y personal de dicho artista.

Igualmente sucede con ‘Me sabe a gloria’ unos tangos, de corte moderno pero con sabor a antiguo, que cae en manos de Guillermo a través de una maqueta, donde el tema es interpretado por Pepe Cruz, un cantaor desconocido para el público en general pero admirado entre todos los artistas que lo conocen.

En los Fandangos del Sevillano ‘Garganta de seda’ es donde queda patente una gran parte de toda la verdad cantaora de Guillermo Cano, su fuerza de conexión, en una interpretación que suena a directo y a verdad, es ahí donde el cantaor trata de seguir siendo consecuente también con lo que representa, con su principal prioridad, y modo de vida, El Flamenco.

Y para cerrar el trabajo ‘A media noche’, un tema bautizado como bolero de nueva creación, que transita entre la sonoridad modélica del romanticismo y el eco flamenco innato de Guillermo Cano, que deja libre la voz y abierta la ventana en un discurso musical, espiritual e intimo.
Un video nos avanza un poco  https://www.youtube.com/watch?v=YwC6MI68zrQ

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>